• La red de Atención Temprana en Cataluña atendió, el año 2020, 40.025 niños y a sus familias, un 10% de la población entre los 0 y los 6 años. La previsión para el año 2021 es atender a 44.000 niños
  • El crecimiento de usuarios atendidos en los CDIAP durante el período 2003-2019 fue de un 244% y la tendencia continua siendo la misma, a pesar del descenso registrado el año 2020 a consecuencia de las medidas adoptadas para hacer frente a la situación de emergencia sanitaria provocada por la COVID-19
  • La presión asistencial y la infrafinaciación condicionan, en la mayoría de CDIAP, el tiempo de estada en el centro y obligan a aplicar criterios de priorización y a avanzar la finalización de la atención, así como la reducción de la frecuencia asistencial

La Unió Catalana de Centres de Desenvolupament Infantil i Atenció Precoç presenta su informe anual sobre la situación actual de la Atención Temprana en Cataluña con datos del año 2020 y 2021. El informe, que hace una radiografía del sector, muestra el incremento de las familias usuarias en un 244% en la última década, además de evidenciar la presión asistencial y la infrafinanciación con la que trabajan los servicios de atención temprana en Cataluña.

El documento reivindica la actualización de la dotación de recursos para disminuir la saturación de los servicios y disponer de los recursos para aumentar la actividad de prevención y detección, hecho que ayudaría a disminuir el nombre de casos graves. Entre las demandas para superar los retos que afrontan, podemos encontrar la de una mejor coordinación del conjunto del sistema de atención global a la infancia, con el propósito de ofrecer una mejor atención a los niños y sus familias.

Algunos de los principales objetivos que se proponen en el informe son: incrementar el 37% las horas concertadas para poder lograr una frecuencia asistencial por niño de entre 1 y 1,2 horas semanales y ofrecer una cobertura del 10% de la población a todos los territorios de Cataluña.